Posted octubre 31, 2023

El transporte marítimo autónomo implica mucho más que sustituir con máquinas a las personas 

que trabajan en el mar y reducir el número de tripulantes de una embarcación.  

Con base en su tecnología y manejo de procesos, existen varios niveles de autonomía

  1. a) automatizados y apoyo en la toma de decisiones, 
  2. b) controlados a distancia con gente de mar a bordo,
  3. c) controlados a distancia sin gente de mar a bordo,  
  4. d) totalmente autónomos con un sistema operativo capaz de tomar decisiones y determinar acciones.   

De acuerdo con su nivel de autonomía, ofrecen beneficios como: 

Seguridad: Al eliminar la posibilidad de error humano, optimizan la gestión de carga, detectan obstáculos y reducen riesgos como colisiones o encallamientos. 

Navegación precisa: Gracias a tecnologías de posicionamiento, como cámaras, radares, sistemas GPS y sensores avanzados, recopilan información sobre ubicación y condiciones climáticas que reducen problemas de rutas.  

Flexibilidad: Pueden ser programados para satisfacer las necesidades de la cadena de suministro, reducir retrasos y mejorar el cumplimiento de entregas.  

Capacidad de carga: Al no requerir una tripulación, cuentan con más espacio para almacenamiento. 

Gestión remota: Permite tomar decisiones con base en datos y métricas en tiempo real. Un ejemplo es el monitoreo de contenedores de productos perecederos que podría reducir el 22% de pérdidas que tienen lugar durante su manejo y almacenaje.  

Impacto ambiental: El transporte marítimo es responsable de generar más de 1 mil millones de toneladas de gases de efecto invernadero, es decir, más del 3% de todas las emisiones de origen humano. De no actuar ante esta situación, la cifra podría duplicarse para 2050. 

Un ejemplo del alcance del transporte marítimo autónomo es el buque de carga noruego “Yara Birkland” , diseñado para transportar entre 103 y 120 contenedores y capaz de sustituir el tráfico de 40 mil camiones al año. El barco es completamente eléctrico y es monitoreado desde tierra por tres centros de control de datos.   

Actualmente, se busca desarrollar una normativa que rija la operación del transporte marítimo autónomo a nivel mundial y así perfeccionar su funcionamiento. En 2022, el mercado latinoamericano de barcos autónomos obtuvo un valor aproximado de 428 millones de dólares y se prevé que, entre 2023 y 2028, su tasa de crecimiento anual compuesta incremente más del 5%.  Asimismo, se calcula que para 2030, el mercado de barcos autónomos alcance los 135 mil millones de dólares.  

México cuenta con las condiciones necesarias para, muy pronto, operar con este tipo de embarcaciones. En 2022, las exportaciones realizadas por vía marítima llegaron a 115 mil millones de dólares, solo superadas por las terrestres de 368 mil millones.  También, comparado con 2021, el movimiento de  contenedores en puertos registró un alza de más del 13% en importaciones y un ascenso del 11% en las exportaciones durante el 2022.   

Solo empresas líderes como ED Forwarding están preparadas para prestar sus servicios de transporte y logística al paso de los avances tecnológicos que, hoy por hoy, nos muestran un futuro prometedor.  

 

ED Forwarding

Artículos recomendados

Posición de las mujeres en la industria de transporte y logística.

Posted marzo 22, 2024
Posición de las mujeres en la industria de transporte y logística.

Gestión exitosa de almacenamiento, mucho más que bodegas.

Posted febrero 29, 2024
Gestión exitosa de almacenamiento, mucho más que bodegas.